Cinco activistas que demuestran que los adolescentes no pasan de todo

11/10/2019 12:31:23

Es frecuente escuchar que los adolescentes solo se preocupan por sí mismos, que son egocéntricos, que solo les preocupan las redes sociales, los videojuegos y que pasan de todo.

Sin embargo, sabemos que los adolescentes tienen una mayor conciencia de los problemas y de las necesidades globales y que pueden lograr cambios en ámbitos en los que los adultos hemos fracasado.

Estos cinco jóvenes son una muestra de que la adolescencia es una edad increíble y de que su entusiasmo, su idealismo, su conciencia global y su capacidad de comunicación pueden ser el motor del cambio que el mundo necesita.

Greta Thunberg

Greta Thunberg

Cuando tan solo tenía catorce años, Greta decidió que tenía que protestar contra los políticos por su falta de implicación para detener el cambio climático. Decidió hacer una huelga escolar y sentarse frente al Parlamento sueco cada viernes para pedir a su Gobierno que tomara acción frente al calentamiento global. A pesar de haber comenzado en solitario, su protesta se hizo poco a poco viral y millones de adolescentes de todo el mundo han hecho huelga escolar durante muchos viernes para pedir a los adultos que cuiden nuestro planeta. El planeta de todos. Greta ha viajado por todo el mundo y ha hablado en el Parlamento Europeo y en las Naciones Unidas para pedir a los adultos que tomen medidas para frenar el cambio climático.

Malala Yousafzai

La historia de Malala comenzó como la de muchos chicos y chicas que viven en zonas de guerra. El régimen talibán que dominaba su región de Pakistán estableció que las niñas no debían ir a la escuela. Malala se enfrentó a las amenazas de los talibanes y defendió públicamente su derecho a ir a la escuela. Su valentía fue castigada con un ataque a su poblado durante el que recibió un disparo de bala, aunque eso no la frenó. Siguió defendiendo el derecho de las niñas a ir a la escuela y unos meses más tarde pudo hablar en las Naciones Unidas para pedir ayuda internacional. Con catorce años Malala ha sido la persona más joven en recibir el premio Nobel.

Millie Bobby Brown

La conocida protagonista de Stranger Things es la persona más joven nombrada embajadora de Unicef. Con tan solo quince años Millie ha puesto su popularidad y sus redes sociales al servicio de la defensa de los más vulnerables del planeta: los niños en situación de pobreza extrema.

Jack Andraka

Cuando tenía catorce años, Jack sufrió la pérdida de un amigo de la familia por culpa del cáncer de páncreas. Con tan solo dieciséis años, después de pensar mucho en el tema y de escribir correos electrónicos a más de doscientos investigadores, ha sido capaz de diseñar un test diagnóstico más barato y rápido para diagnosticar el cáncer de páncreas (uno de los tipos de cáncer más letales). Actualmente estudia en la Universidad de Stanford y motiva a jóvenes de todo el mundo para innovar en el ámbito de la ciencia.

Sonia Alizadeh

Con tan solo dieciséis años, Sonita consiguió que la opinión pública de su país evitara que fuera vendida en un matrimonio de conveniencia forzado, y para ello utilizó como única arma la música y las letras de rap que ella misma compone. Su canción «Brides for Sale» (Novias en oferta) se convirtió viral, y eso le permitió salir de su país y mudarse a los Estados Unidos. Desde ahí sigue componiendo, removiendo la conciencia social de los que la escuchan y buscando apoyos para acabar con los matrimonios forzados que, por desgracia, todavía son una práctica habitual para las niñas pobres en muchos países del mundo.

Estos cinco chicos y chicas son solo una pequeña representación de todos los jóvenes que se involucran en su barrio, en su ciudad o en su comunidad para luchar por lo que es justo y bueno para su futuro. Como has podido comprobar, los adolescentes no pasan de todo, y con su energía, idealismo e ilusión pueden ser el motor de cambio que el mundo necesita.

 

Zurich FoundationPlataforma Editorial
© 2020 Prepárate para la vida - Todos los derechos reservados
iPortal8 Kdweb