Cómo hacer frente al cibercontrol

22/02/2020

¿Te imaginas que tu pareja te pide el móvil para ver con quién te has escrito?, ¿que mira por la noche si estás conectado/a a tu WhatsApp? ¿Te imaginas que te dice qué fotos puedes subir a tus redes sociales y cuáles no? ¿Aceptarías este tipo de control?

El cibercontrol es una forma de control emocional que ocurre en internet y en las redes sociales. Los controladores suelen ser personas con baja autoestima que buscan sentirse más seguros a base de controlar al otro y saber en todo momento lo que está haciendo. La persona controlada se siente cada vez más atrapada, con menos confianza y autoestima. Puede experimentar un gran estrés e incluso miedo, ya que teme las reacciones de su pareja o de la persona que la controla.

Es clave que, ante una situación de este tipo, los adolescentes y los jóvenes sean conscientes de que estas situaciones no son admisibles y de que no están solos. A continuación, te dejamos 6 claves que te ayudarán a conocer las señales de alarma y a poner límites al cibercontrol.

1. No cedas a los chantajes

Ante los chantajes, la mejor respuesta es NO RESPONDER. Si entras en el juego del chantaje, te sentirás totalmente atrapado/a por la otra persona.

2. No envíes fotos comprometidas

Tu intimidad es solo tuya. Si envías una foto comprometida, estarás dejando que esa persona sea también dueña de tu intimidad y que pueda controlarte si lo desea. No subas a internet fotos que puedan ser utilizadas para chantajearte.

3. No accedas al control

Eres libre de ir y hacer lo que quieras. Eres libre también de comentar con tus amigos tus planes o dónde te encuentras, pero, si sospechas que la otra persona solo está intentando controlarte..., no te justifiques ni le des explicaciones. No le mandes tu ubicación si sientes que es solo una forma de controlarte.

4. No dejes que te aleje de tus amigos y familiares

Tu familia y tus amigos son esenciales para que tú te sientas bien. No dejes que los miedos de nadie te alejen de ellos. Cuida tus amistades y no dejes de verlas porque no le gusten a tu pareja. Son una parte importante de tu vida.

5. Pon tu libertad primero

Cuando una persona te pide explicaciones acerca de dónde has ido, te hace pensar dos veces si quedas con tus amigos o mira tu teléfono para saber con quién te escribes, es muy posible que tenga celos patológicos. ¡No dejes que te controle! Deja bien claro que solo tú controlas tu vida y, si no lo acepta…, quizás no merece estar a tu lado.

6. Busca ayuda

Si la persona no acepta un no por respuesta y empiezas a tener miedo…, habla con tus padres, con tus profesores o llama al teléfono 016, donde te apoyarán y te darán pautas para actuar. Es un servicio totalmente confidencial.

 

Zurich FoundationPlataforma Editorial
© 2020 Prepárate para la vida - Todos los derechos reservados
iPortal8 Kdweb